Color

Nosotros

Las válvulas GENEBRE son aptas para el consumo de agua potable.

Las válvulas Genebre cumplen con la legislación española (Real Decreto 140/ de 07 de febrero de 2003), donde se establecen los criterios sanitarios de la calidad de agua para el consumo humano, y con la Directiva Europea 98/83/CE de 03 de noviembre de 1998, relativa a la calidad de las aguas destinadas al consumo humano. El prestigioso laboratorio Dr. Oliver Rodés se encarga de controlar periódicamente las válvulas de GENEBRE, para asegurar el cumplimiento con la legislación vigente. El ensayo permite conocer la calidad del agua emergente, simulando el uso de la válvula o el grifo en una instalación de distribución de agua de consumo humano. El procedimiento consiste en un ensayo de comprobación de la posible migración de distintos metales al agua, analizándola una vez atraviesa los componentes internos de los elementos ensayados. El agua debe cumplir e con lo exigido por la legislación vigente de agua de consumo humano (Directiva 98/83/CE del Consejo de 3 Noviembre de 1998 y Real Decreto 140/2003). Modificación en el diseño de las válvulas de latón de GENEBRE para garantizar su calidad.